Sistema de calefacción por radiadores

Introducción

A la hora de instalar una red de calefacción por radiadores siempre se han de considerar importantes temas como la orientación de la vivienda, el aislamiento de sus muros, el tipo de caldera a elegir, la situación de los radiadores, etc….

Procesos de transmisión de calor

Existen diferentes maneras de calentar un hogar, pero todas ellas vienen marcadas por la forma de transmisión del calor elegida.

 

  • Conducción: es la transmisión de calor de un cuerpo a otro, o de una parte de un cuerpo a otra del mismo cuerpo, por contacto directo. Esto es, un material cede parte de su energía calorífica a otro material adyacente. Por ejemplo el calor se transmite a través de la pared de una casa fundamentalmente por conducción. También el contacto directo de nuestra mano con un radiador supone un suceso de transmisión de calor por conducción.
  • Convección: es la transmisión de calor dentro de un fluido, o desde un fluido a una superficie, o viceversa, y se realiza por movimiento del fluido. Si el movimiento del fluido es producido por diferencia de temperatura (diferencias de densidad), el proceso se denomina convección natural o libre. Si el movimiento del fluido es producido por medios mecánicos, el proceso se denomina convección forzada. Como ejemplos más claros de fluidos están el aire y el agua. En una instalación de calefacción por radiadores el proceso de transmisión de calor por convección viene provocado por el calentamiento de agua en la caldera y por el calentamiento del aire que rodea a los radiadores.

 

  • Radiación: Todo cuerpo, por el hecho de tener una temperatura superior a otro, radia calor. Evidentemente esta energía radiada es tanto mayor, cuanto mayor es la temperatura del cuerpo. El ejemplo más claro de radiación que se nos presenta cotidianamente es la radiación de energía calorífica por parte del sol. En las viviendas con sistemas de calefacción por radiadores, estos radian calor al ambiente. Aunque estos tres procesos pueden ocurrir al mismo tiempo, suele suceder que uno de ellos predomine sobre los otros dos. En nuestros hogares el calor se transmite desde los radiadores por convección y radiación. En el caso de contacto con ellos por conducción. Todos estos procesos dependen en gran manera de las condiciones de transmisión que se presentan en cada caso, así como de las condiciones de aislamiento que presentan los conductos de distribución.

¿Qué es el comercio internacional?

Se conoce como comercio internacional al intercambio comercial entre dos o más naciones, o en su defecto entre diferentes regiones económicas. El indicado intercambio consiste en comprar y vender bienes, servicios o productos, entre otros, y por los cuales se deberá pagar un derecho aduanero, ya sea en concepto de exportación o de importación, según corresponda.

Cabe destacarse que resulta ser una condición sine quanom que el país que quiera entablar relaciones económicas más allá de sus fronteras disponga de lo que se conoce en el ámbito comercial como economía abierta.

Ahora bien, para proteger sus economías, pero al mismo tiempo para no cerrarse comercialmente al mundo, los países y también las regiones como bloques han decidido suprimir los mencionados tributos aduaneros y en su lugar se han estipulado aranceles comunes, para de esta manera permitir la libre circulación de mercaderías y de productos, para preservarse económicamente y fortificarse en relación a su competencia directa.
La práctica comercial entre países no es algo de estos tiempos ni mucho menos, ya desde los tiempos más remotos, las diferentes naciones lo ejercieron y aunque en algunos momentos fue menos intenso que hoy siempre estuvo presente.

A partir de la segunda parte del siglo pasado y luego paulatinamente hasta alcanzar su máxima expresión en la década del noventa, las naciones, comenzaron a demostrar una fenomenal apertura de sus economías hacia el exterior. Por caso, en la actualidad, ya prácticamente ninguna economía permanece ajena a lo que le sucede a otra que se haya ubicada del otro lado del planeta y esto es justamente por la interrelación entre los mercados.

Existen diferentes teorías económicas que abordan este tipo de comercio, en tanto, una de las más extendidas es la del economista escocés Adam Smith. De acuerdo a Smith los productos deben producirse en aquellos países en los que el costo para producir los mismas sea el más bajo y luego desde ese lugar se exportarían al resto del mundo.

Por lo expuesto, Smith, fue un acérrimo defensor de la libertad de comercio, porque consideraba que solo a partir de este modelo sería plausible el crecimiento y el desarrollo. Mientras tanto, para Smith la ventaja la tendrían aquellos países que fuesen capaces de producir más, invirtiendo menos factores de producción. De este modo el costo de producción también sería menor.

Frente a esta postura nos encontramos con la propuesta proteccionista que lo que hace es aplicarle gravámenes realmente altos a los productos importados para que no puedan competir con la industria local y de este modo desanimar su compra y fortalecer la industria nacional.